Untitled Document
base
Especialista en Endocrinología
Usos de la hormona del crecimiento

TRATAMIENTO CON HORMONA DE CRECIMIENTO HUMANA RECOMBINANTE (GHhr)

PARA NIÑOS CON TALLA BAJA IDIOPÁTICA (TBI)

 

La misma definición de TBI ya es controversial. Se supone que comprende niños sin deficiencias detectables, pero suele incluir un combo de problemas clínicos que incluyen retardo constitucional del crecimiento, talla baja constitucional y defectos sutiles del eje GH-IGF1, tales como mutaciones heterocigotas del gen que codifica el receptor de la GH. Los niños considerados como portadores de TBI suelen tener, además, respuestas variables a los test provocativos de GH y valores limítrofes o bajos de IGF-1 e IGFBP3. Esto ocurre particularmente con los afectados por las mutaciones heterocigotas del receptor de GH, quienes además pueden exhibir respuestas elevadas a las pruebas de estímulo. Así, excluyendo de este grupo a los recién nacidos pequeños para la edad gestacional, a los que tienen sindromes dismórficos con talla baja (Russell-Silver, Turner, osteocondrodisplasias, etc.) y a los que tienen enfermedades generales crónicas, el Consensus Statement on Idiopatic Short Stature* definió como portadores de TBI  a quienes tienen más de 2DS por debajo de la talla media para su edad, sexo y grupo poblacional, sin evidencias de alteraciones hormonales, nutricionales, cromosómicas o de enfermedades sistémicas. Los niños con TBI pueden ser divididos en 2 grupos: TBI-tipo 1 (talla > 2 < 3DS por debajo de la media y predicción de talla similar a la talla diana) y TBI-tipo 2 (talla > 2 < 3DS por debajo de la media y predicción de talla > 5 cm. por debajo de la talla diana). Es conveniente excluir de este diagnóstico a los niños con talla > 3DS por debajo de la media y/o con predicción de talla > 10 cm. por debajo de la talla diana, ya que necesitan valoraciones más extensas para descartar deficiencias hormonales y disturbios genéticos.

 

Hace más de 25 años se trató con GH (2 UI/día) a un grupo muy pequeño de niños con TBI, obteniéndose incrementos significativos de la velocidad de crecimiento (VC) en comparación con los testigos. Otros estudios posteriores, también con pocos casos, confirmaron un incremento de la VC en > 2 cm./año en el 50% de niños con TBI tratados con dosis convencionales de GH. Otra investigación, más amplia que las precedentes, fue efectuada en California en 121 niños “normales” con talla < percentila 3, 58 de los cuales fueron controles. Los niños tratados recibieron GHhr (3 veces por semana, 0.1 mg/kg) observándose un incremento de la VC desde 4.6 + 1.1 cm./año (antes del tratamiento) hasta 7.5 + 1.2 cm./año (durante el tratamiento), con un incremento > 2 cm./año en en 75% de los casos. Estos estudios junto con otros también efectuados a corto plazo, han favorecido el uso de la GH humana recombinante (GHhr) en niños sin deficiencia de GH, de modo que hay un gran numero actualmente en tratamiento. Adicionalmente, una revisión del estudio KIGS (Kabi International Growth Study), principalmente europeo, que hasta la fecha de esta revisión acumuló la experiencia en más de 25.000 niños, mostró que el 30% de ellos no padecían de deficiencia de GH. Todas estas evidencias provocaron la aprobación del tratamiento con GHrh para los niños con TBI, particularmente para:

 

·    aquellos cuya talla está > 2.25DS por debajo de la media para la edad y la raza; y

·    aquellos cuya talla está > 2DS por debajo de la media para la edad y la raza y cuya predicción de talla está > 2DS por debajo de la talla diana (este último criterio es un poco inseguro cuando los padres son muy disparejos).

 

No hay criterios de laboratorio de utilidad para recomendar el inicio de la terapia. La edad óptima es entre los 5 años y el inicio de la pubertad. La dosis aprobada por la FDA norteamericana es de 0.3 a 0.37 mg/kg/semana o de 42-52 mg/kg/día. La dosis se ajusta según la ganancia de peso corporal y la evolución de la velocidad de crecimiento (VC). Las mediciones periódicas de IGF-1 pueden ser de utilidad para verificar la eficacia, la seguridad y el cumplimiento del paciente. El crecimiento a corto plazo se incrementa con valores más elevados de IGF-1 pero no hay datos sobre la seguridad a largo plazo de tales elevaciones; por ello, se recomienda bajar las dosis cuando la IGF-1 esté en > 2.5DS. Se puede considerar como respuesta positiva a la terapia con GHhr cuando la VC se incrementa en el primer año de tratamiento en > 3 cm. por año ó > 1DS. Si no se consiguen estas respuestas se puede incrementar la dosis, siempre se que esté verificado el cumplimiento, y si la respuesta continúa siendo sub-óptima debe considerarse otra modalidad de tratamiento. Hay dos grupos con ideas diferentes en cuanto al momento de parar la terapia con GHhr; uno sugiere que debe detenerse cuando la VC es < 2 cm./año, o la EO > 16 y 14 años en niños y niñas, respectivamente. Otro grupo sugiere que debe concluir la terapia cuando la talla esté dentro del rango del adulto (- 2DS de la media). En ambos casos, sin embargo, se debe considerar la preferencia del paciente. La ganancia en talla final en los niños con TBI tratados de esta manera durante 4-7 años es altamente variable y dosis-dependiente; puede ser de 3.5 a 7.5 cm. Quienes mejor responden son los más jóvenes al inicio de la terapia, los de mayor peso corporal y los que tienen una predicción de talla por debajo de la talla diana (TBI-tipo 2). También, con un mayor retraso de la EO hay una mejor respuesta a la GHhr. Los efectos adversos son los mismos que se han notado en los niños con reemplazo por deficiencia de GH. Deber ser revisada c/6 meses la posibilidad de escoliosis, hipertrofia tonsilar, papiledema y necrosis de cabeza de fémur, principalmente. 

 

* Cohen,P.,y col.:Consensus Statement on the Diagnosis and Treatment of Children with Idiopatic Short Stature: a Summary of the Growth Hormone Research Society, the Lawson Wilkins Pediatric Endocrine Society, and the European Society for Paediatric Endocrinology Workshop,J.Clin.Endocrinol.Metab.,93:4210,2008

 

base

base
Solo es un simple FACTOR DE RIESGO
Publicado el 2016-11-30
Respuesta breva a una pregunta del blog
Publicado el 2014-06-05
Se analizan las hipótesis que se manejan actualmente
Publicado el 2014-05-19
¿Cómo se inicia y perpetúa la obesidad?
Publicado el 2014-05-18
Se analiza este nuevo grupo de antidiabetes
Publicado el 2013-07-07
Se resume la guía
Publicado el 2013-05-06
Se analiza su utilidad...
Publicado el 2013-04-28
Moda y abuso con la hormona de crecimiento
Publicado el 2013-02-22
Se narra un caso con las dos enfermedades a la vez
Publicado el 2013-02-02
Se comenta brevemente algunas situaciones especiales
Publicado el 2013-01-07
Se analiza su utilidad...
Publicado el 2012-11-18
Se comenta la justificación para la insulinoterapia
Publicado el 2012-10-28
Publicado el 2012-09-14
Se comenta la guía 2012
Publicado el 2012-05-30
Casos clínicos de US
Publicado el 2012-05-16
Que hacer con los nódulos hallados casualmente?
Publicado el 2012-05-05
Uso de la H de C en talla baja idiopatica
Publicado el 2011-02-24
Se delinea el manejo científico de los nódulos
Publicado el 2011-02-12
A) PLAN PARA EL ESCRUTINIO: la prueba 1, ó alternativamente una de las pruebas 2-3 sirven para confirmar la sospecha de hiperaldosteronismo primario;
Publicado el 2011-01-15
Indicaciones y precauciones de la cirugía bariátrica
Publicado el 2010-10-28
Se detalla el control neuroquímico del apetito
Publicado el 2010-08-18
Se ha relacionado la OBESIDAD con cierto tipo de bacterias intestinales
Publicado el 2010-05-04
Recomiendo este libro de Vanistendael y Lecompte
Publicado el 2010-05-02
base