Untitled Document
base
Especialista en Endocrinología
Obesidad y bacterias del intestino

Hace poco salió en internet una revisión de la doctora Ruth E. Ley, del Departamento de Microbiología de la Universidad Cornell de New York, sobre las relaciones entre la OBESIDAD y la composición de la flora bacteriana que habita en el intestino. Después, en diciembre de 2009 también se mencionó este aspecto novedoso de la obesidad en el XII Curso Intensivo de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo que imparte anualmente la Universidad del Sur de California en la ciudad de Miami. Este es un enfoque nuevo e inesperado sobre los orígenes de la obesidad. Resulta que el tipo de bacterias que habitan en nuestro intestino es una característica personal -casi como las huellas digitales- que determina si desarrollaremos o nó obesidad en el futuro. El tipo de bacterias que tenga una persona en el intestino (su microbiota) se establece poco después del nacimiento y depende de variables tales como la modalidad del parto (vaginal vs. cesárea), la lactancia (materna vs. biberón), el nivel socioeconómico, el grado de salubridad ambiental y ciertos factores geográficos. Las primeras observaciones científicas sobre este tema fueron hechas en ratas: se notó que las delgadas tenían más cepas de unas bacterias del grupo de las bacteriodetes y que las obesas tenían predominancia del tipo firmicutes. Las observaciones se repitieron en cerdos y en humanos; y además los investigadores reprodujeron el fenómeno provocando OBESIDAD luego de inocularles firmicutes en el intestino de las ratas delgadas. Los cambios del microbiota intestinal influyen para desarrollar obesidad de varias maneras: las firmicutes provocan una mayor asimilación de los alimentos ingeridos, aumentan las concentraciones de azúcar en la sangre e incrementan los niveles de ácidos grasos de cadena corta, los cuales inducen a la formación de triglicéricos en el hígado y al depósito de la grasa en el abdómen y debajo de la piel. También, esos ácidos grasos incrementan la resistencia a la insulina, fenómeno que tiende a paepetuar los disturbios metabólicos del obeso. Es probable también que el tipo de bacterias que pueblan el intestino afecte la producción de ciertas hormonas que se producen allí (como la IGF1) y que tienen que ver con el control del apetito. Lo que queda aún por verse es si es posible combatir la obesidad alterando la composición del microbiota intestinal. 

base

base
Solo es un simple FACTOR DE RIESGO
Publicado el 2016-11-30
Respuesta breva a una pregunta del blog
Publicado el 2014-06-05
Se analizan las hipótesis que se manejan actualmente
Publicado el 2014-05-19
¿Cómo se inicia y perpetúa la obesidad?
Publicado el 2014-05-18
Se analiza este nuevo grupo de antidiabetes
Publicado el 2013-07-07
Se resume la guía
Publicado el 2013-05-06
Se analiza su utilidad...
Publicado el 2013-04-28
Moda y abuso con la hormona de crecimiento
Publicado el 2013-02-22
Se narra un caso con las dos enfermedades a la vez
Publicado el 2013-02-02
Se comenta brevemente algunas situaciones especiales
Publicado el 2013-01-07
Se analiza su utilidad...
Publicado el 2012-11-18
Se comenta la justificación para la insulinoterapia
Publicado el 2012-10-28
Publicado el 2012-09-14
Se comenta la guía 2012
Publicado el 2012-05-30
Casos clínicos de US
Publicado el 2012-05-16
Que hacer con los nódulos hallados casualmente?
Publicado el 2012-05-05
Uso de la H de C en talla baja idiopatica
Publicado el 2011-02-24
Se delinea el manejo científico de los nódulos
Publicado el 2011-02-12
A) PLAN PARA EL ESCRUTINIO: la prueba 1, ó alternativamente una de las pruebas 2-3 sirven para confirmar la sospecha de hiperaldosteronismo primario;
Publicado el 2011-01-15
Indicaciones y precauciones de la cirugía bariátrica
Publicado el 2010-10-28
Se detalla el control neuroquímico del apetito
Publicado el 2010-08-18
Se ha relacionado la OBESIDAD con cierto tipo de bacterias intestinales
Publicado el 2010-05-04
Recomiendo este libro de Vanistendael y Lecompte
Publicado el 2010-05-02
base