base
Guerra y Fenomenología
 
 

Guerra y Fenomenología

                                                                 

 

                 

         Después de leer El Negocio de la Guerra (Darío Azzellini, Ed. Txalaparta, 2003), imaginé a los ejecutivos de las transnacionales, en reuniones conjuntas con los encargados de cometer los asesinatos, todos con corbata y taza de café, y con el data-show proyectando informes, balances, costos, riesgos y beneficios…

 

         En mi visión, que es un presupuesto arbitrario de mi estado de conciencia y producto de la lectura de ese libro, vi a ejecutivos de Texaco, Oxy, Drummond Coal y Ecopetrol, consolidando su “seguridad de inversión” con representantes de las Autodefensas, y rodeados de funcionarios de Global Risk, California Microwave Inc., y DynCorp, la fumigadora de cultivos…      

 

Esas imágenes, que son, como dije, supuestos cartesianos de mi conciencia, son sólo mías, y por ello serían perfectamente falsas para Husserl, el filósofo alemán, cuyo proceso fenomenológico del epoché (para despojarse de las capas culturales) aún no logro entender completamente. Carezco, también, de la versatilidad filosófica del gran Unamuno, quien se confesaba “católico, ateo o agnóstico según cual sea la hora en que se le formulase la pregunta”.

 

El hecho es que Azellini (un sociólogo de Berlín involucrado por esos años  en jornadas públicas contra el G-8 y co-director de un documental llamado “Venezuela Desde Abajo”) hizo graves afirmaciones, en su libro, sobre el manejo privado de la guerra colombiana. Afirmó que Colombia, aún sin colapsar como Estado exitoso (como ocurre en Irak, Afganistán y algunos países africanos), se convirtió en un gran laboratorio de prácticas para corporaciones privadas dedicadas a asesoría, soporte y acción militar.

 

Soy médico y me dedico a la asesoría, soporte y acción para la vida, pero hace mucho tiempo me dejó la jóven Inocencia, justo cuando se despertó la señora Curiosidad. Conozco de la existencia de los mercenarios, desde aquellos que asolaban a los pueblos débiles de la antigüedad hasta los “perros de la guerra” modernos, tan bien descritos por Federick Forsyth en su novela africana, e igualmente bien caracterizados por Christopher Walken -ese magnífico actor- en la película homónima.

 

“El Negocio de la Guerra” narró con cifras precisas y citas un poco menos detalladas, una sistemática y controlada transferencia del peso de las acciones militares desde el ejercito colombiano hacia los paramilitares y unas catorce corporaciones militares privadas (algunas con oficinas en California y Florida), cuyo espectro de acción iba desde la asesoría mecánica para los equipos de guerra, hasta la inteligencia y la acción directa. El resultado: 544 masacres con 2.477 muertos, 4.512 asesinatos políticos, 744 desaparecidos y 734 arrestos arbitrarios, solamente en el año 2002.

 

Yo, por mi parte, deseo creer que todo eso no fue del todo cierto; y para ello debo encontrar las motivaciones de Azellini para faltar a la verdad. Una justificación para el engaño o el error podría ser la negación sartreana del ser-en-sí, que nos hace ver la realidad a través de las instituciones humanas. También podría ser algún interés más prosaico, aunque debo reconocer que los réditos favorecieron a los inculpados. En todo caso, verdadero o fantástico, aquello que he leído no lo deseo para ningún país, cercano como Colombia o lejano como Libia. Sin embargo estoy consciente de que ese anhelo es absolutamente contrario a lo que cabe esperar de acuerdo a la historia de las sociedades humanas y la índole de sus líderes

base

base
El experto en futuro
SE ANALIZAN LEYES DE LA TERMODINÁMICA...Más
La Constitución de 1787
La fundación de los Estados Unidos e Norteamérica...Más
EL CONTROL DE LA IRA
Se comenta los crímenes de Sandy Hook...Más
La Mutilación del Asombro
Se analiza el modo como la repetición altera la percepción d elas cosas...Más
Guerra y Fenomenología
Comentario sobre libro de Azzellini...Más
La margarita sin memoria
Homenaje a Hortensia de Barrezueta...Más
Benedetti y en Amor
Compara la fisiología de la pasión con la poesía exacta de Benedetti...Más
Los Patrulleros del Sexo
Se exponen las incoherencias de quienes pretenden legislar sobre las preferencias sexuales de los demás ...Más
Los Milagros del Vino
Se analizan los descubrimientos relacionados con el vino y la longevidad...Más
base